Estados Unidos es el MacGyver de las compras online, con cifras exorbitantes anuales que reafirman es uno de los países con mayor consumo a nivel mundial.

En este contexto de competencia y avanzada tecnología es necesario planear cuidadosamente la estabilidad financiera tanto para el corto como para el largo plazo.

Hemos identificado 10 factores que ayudarán a las PYMES a mejorar sus finanzas, desde el punto de vista del manejo del flujo de caja (EBITDA) y desde la óptica de la gestión de su Capital de Trabajo.

Entre otros, estos factores son:

  • Acumular inventario que no es necesario: las empresas de manufactura generalmente manejan tres tipos de inventario: materias primas e insumos, productos en proceso y productos terminados. Las empresas comerciales acumulan productos terminados de diversas referencia. En cualquier caso, si una PYME se queda con más inventario del que realmente necesita, genera riesgos de pérdidas, porque puede aumentar el tiempo de rotación y/o volverse obsoleto.

 

  • Descartar materias primas y productos terminados por fecha de vencimiento: el desperdicio cuando el inventario se vence o se deteriora debe medirse permanentemente para evitar contabilizar pérdidas por castigos o desecho de productos o insumos vencidos.

 

  • Vigilar los tiempos de producción: aquí se presentan pérdidas porque se permiten demoras sobre los tiempos estándares que se han definido afectando la productividad por unidad de tiempo y por lo tanto se elevan los costos y se dificulta ofrecer precios competitivos.
  • No medir los factores clave de la productividad: para lograr ser productivos se deben controlar los tiempos, el consumo de energía, el consumo de materias primas, el uso de las máquinas, mantenimiento, productos defectuosos y los niveles de satisfacción de los clientes. Así se logran mejoras en la productividad y en la rentabilidad.

 

  • Desconexión con los proveedores: una empresa no es productiva o competitiva, si sus proveedores no lo son. Muchas veces, las empresas solo se preocupan por lo que sucede de puertas para dentro y se desentienden de lo que hacen sus proveedores y sus problemáticas. El proveedor hace parte de la oferta de valor de la PYME. Un mal proveedor destruye valor.

 

  • Procesos sin información ni medición: La falta de información eficaz y la ausencia de indicadores de gestión aumentan el nivel de riesgo de las operaciones de una PYME.
    ¿Cómo sabe si se está acercando al objetivo sin información medible?
  • Equipos mal utilizados o ineficientes: equipos mal manejados o con mantenimiento deficiente ocasionan demoras e incumplimientos con los clientes, que pueden llevar a demoras en el retorno de caja que es el indicador de éxito más sensible de la gestión gerencial de una PYME.

 

  • Adquirir equipos que no se necesitan: La adquisición de activos que van a trabajar muy poco tiempo, o lo que es más grave, que no se requieren, conducen a una operación ineficiente y altamente costosa. Antes de comprar nuevas máquinas, revise como está su capacidad instalada y analice si es indispensable su tenencia, las ventajas de tenerla inicialmente a través de un sistema de renta que no le consuma capital valioso y necesario para otras inversiones.

 

  • No medir los niveles de satisfacción, quejas y reclamos de los clientes: los clientes son los que hacen posible el crecimiento rentable de una empresa. De su satisfación depende la lealtad. Su lealtad se expresa de 2 maneras que son consideradas esenciales para la sostenibilidad de un negocio: repetir compra y referir a la empresa. Estas dos acciones tienen un profundo impacto en las finanzas de una PYME. Pregúntese: ¿Qué porcentaje de sus ingresos son de clientes que están repitiendo compra? Este indicador será una medida de la capacidad de su empresa para retener y fidelizar sus clientes.

Por ultimo:

  • Mantener productos y clientes que no son rentables: tener productos/servicios y clientes que no generan rentabilidad pone en serio riesgo el crecimiento de la PYME y en consecuencia su viabilidad en un mercado. Es una realidad que los mejores clientes son los que mas desean el producto/servicio que tu negocio les ha diseñado. Los desean porque ven satisfechas sus necesidades y/o porque les resuelve un problema. Tratar de tener productos que solucionan a medias las necesidades de un grupo de clientes produce gran consumo de recursos y muy pocos ingresos. El resultado: se bajan los precios considerablemente y se agotan las posibilidades de ganar dinero.
    Para que tu empresa pueda crecer saludablemente, no solamente se deben medir los ingresos, es muy importante medir el desperdicio, las ineficiencias, los márgenes y saber seleccionar los segmentos de clientes a los que se puede atender con éxito.
    Lo que no se mide no se controla. La medición orienta el comportamiento de las personas. Si no existe la medición las personans no sabrán hacia donde se navega.
    Una empresa sin rumbo, no tendrá nunca buenas finanzas.

¡Contáctanos para tener el gusto de asesorarte!

Llámanos en COL al +(571) 426 3000 (Bogotá).

Escríbenos a ventas@usaconet.com

También puedes visitarnos en Tr 93 N° 53-32, Interior 15, Bogotá Colombia.